Acerca de FL.com

Cuando el periodismo nos da una clase magistral de organización con los “Panamá Papers”

Publicado 6 Abr 2016

Panamá papersEn el diario Clarín de Buenos Aires acaba de aparecer una nota de Paula Lugones tratando el resonante caso mundial denominado “Panamá Papers”. Cuando leí la columna, más allá de la información específica que aporta sobre el caso, me despertó mucho interés profesional el diálogo que mantuvo la cronista con  Marina Walker Guevara, vicedirectora del Consorcio Internacional de Periodistas que lideró el análisis de los Panamá Papers.  Allí explica Marina cómo se organizaron para investigar más de 11 millones de documentos, que en absoluto secreto y durante un año, trabajaron más de 400 periodistas independientes ubicados en diferentes partes del mundo. Una experiencia de organización y ensamble de información global con resultados francamente extra-ordinarios.

El Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) produjo el informe y está constituido por una trama de profesionales independientes que colaboran y trabajan en red sobre  primicias trasnacionales que creen que pueden transformarse en grandes historias. Historias globales que pueden provocar profundos impactos y cambios en las formas de ver las cosas en todo el mundo. Y vaya que la investigación sobre la “filtración” de los Panamá Papers, lo ha sido.

Cómo se organiza una red global
Yendo a la organización de este colosal trabajo, Paula Lugones le preguntó entonces a la directora del  ICIJ cómo se organizaron para manejar este volumen de tan compleja y diversa información y ella respondió: Activamos la red, procesamos la información y la subimos a plataformas encriptadas para que periodistas, de distintos países del mundo que la conforman, pudieran acceder a esta de manera segura, combinando una serie de aspectos técnicos y humanos. Aspectos técnicos que resultaron sumamente determinantes, porque si  esa plataforma no existiera hubiese sido imposible procesar tal cúmulo de información, en el más absoluto secreto. Nadie hubiera podido tener la paciencia para acceder, clasificar e investigar todos estos millones de documentos en tan solo un año de trabajo transnacional y en equipo.

Así como en el aspecto tecnológico debieron ser sumamente cuidadosos con la elección de la plataforma que aseguraba que el trabajo se pudiera efectuar en red y en secreto, en el aspecto humano tenían que saber seleccionar a las personas adecuadas para la investigación. Sobre este punto dice Walker Guevara: En ICIJ no buscamos trabajar con estrellas, buscamos trabajar con gente que sabe investigar, que sabe colaborar y que es capaz de dejar el ego de lado para privilegiar la historia. Lo que hacemos es colaborar y trabajar en red.

La ICIJ tiene una relación de varios años con el diario alemán Süddeutsche Zeitung. A ellos les llegó la filtración de forma anónima. Una fuente confiable les dijo que tenía muchísima documentación para entregarles. Ellos preguntaron por la cantidad y pensaron que eran unos cientos o miles de documentos y la respuesta fue “es mucho más de lo que ustedes se pueden imaginar”. Y  así fue porque resultaron ser 11 millones de documentos que abarcan cerca de 40 años de actividad off shore, que pertenecen a un mundo totalmente secreto e imposible de penetrar, a no ser por una investigación como esta y originada en una filtración. Así fue como “una posibilidad casi imposible de emprender” se transformó en un colosal emprendimiento. Es como si se te ocurriera de repente generar en poco tiempo una corporación transnacional en la que debían trabajar “personas comunes” pero de alto rendimiento profesional -instaladas en todo el orbe- con valores comunes para lograr un resultado extraordinario.

Cuando Paula preguntó cómo habían logrado  mantener la historia casi un año en secreto, la respuesta de Marina Walker fue: Creo que es parte de la confianza que nosotros ya tenemos en la red, porque nos conocemos, hemos trabajado juntos y esa confianza no se construye de un día para el otro.

En la ICIJ se les hace firmar a los periodistas un acuerdo pero que no tiene demasiada validez legal, sino que es “un acuerdo moral”. Ellos se comprometen a no compartir los datos con nadie externo, pero también acuerdan mantener la confidencialidad y mantener el secreto absoluto de la información hasta que deciden salir todos juntos y compartirla.

Las nuevas realidades
La última pregunta que le hizo la columnista a la directora de la ICIJ, en su respuesta sintetiza el gran cambio que en materia de trabajo en organizaciones asoma como lo más innovador en estas nuevas realidades mundiales. Preguntó Paula Lugones: Hemos visto recientemente el fenómeno de la película “Spotlight”, ahora los “Panama Papers” ¿Hay hoy una revalorización del periodismo de investigación? A lo que respondió Marina Walker Guevara: Creo que sí, y éste es el otro aporte de “Panamá Papers” que consolida un modelo de investigación que es moderno, que es colaborativo y global y que se apoya en tecnologías, pero también en el reporteo tradicional sobre todo con una mirada transnacional. Con una mirada que no hay noticia local que no sea global y viceversa.

En ICIJ están convencidos que a partir de ahora vamos a ver muchas más colaboraciones de este tipo donde los periodistas van a trabajar juntos y van a publicar juntos para crear un efecto global juntos que realmente producirá remezones. Ahora lo hemos visto con temas financieros y de dinero, pero sería bueno que similares esfuerzos se pudieran hacer con temas de todo tipo que afectan al mundo. Es una buena noticia lo que está pasando para el periodismo de investigación. Y este mismo efecto de trabajo colaborativo transnacional señala una decidida ruta —ya iniciada ahora por el periodismo— en la que seguramente las empresas deberán “ir a beber” para decidir cómo constituir equipos de trabajo… pero muy en serio!

Conclusión: La novedad que presenta este caso, mejor dicho esta particular mirada del caso Panamá Papers, es que resulta posible reunir voluntades de trabajo en forma colaborativa y global con la mirada puesta en que ya no hay más cuestiones locales que no sean globales y viceversa. El mundo se nos mete por la ventana, hay que responder a la altura de esas circunstancias y esto incluye conceptos de calidad, optimización de recursos, márgenes de rentabilidad esperada, redefinición de universos comerciales, etc.

Marina 5

Publicado por Francisco Lehmann
Categorías: 1-Actualidad,1-Empresarialidad

Dejar un comentario

You must be logged in to post a comment.

CONSULTORÍA EN PyMEs
Implementamos herramientas gerenciales y de control para PyMEs que permiten lograr rápidamente resultados en tu empresa. Más de 30 PyMEs han mejorado su gestión con nuestro apoyo durante 2015/16.
Puedes lograr esto con costos muy acomodados. Contáctanos, con gusto te visitaremos y conversamos.
Libros de F. Lehmann
En ellos podrás encontrar todo lo necesario para optimizar tu gestión. Están en las mejores librerías de tu país. Lee aquí los comentarios y el índice de temas.Hacer click aquí.
Recibí las Novedades

Para recibir las novedades de este sitio completá tus datos.



Tu dirección de email será utilizada únicamente para el envío de actualizaciones y novedades FL.com.

Casos de éxito
Testimonios de ejecutivos acerca de los resultados conseguidos a través del ordenamiento de la gestión sus empresas.
Leer más...